Cómo inspira la cultura a los jóvenes hispanos a que permanezcan en la escuela

Evelyn Lancet

La juventud hispana en Canadá sigue abandonando la escuela a un ritmo de casi 40 por ciento. Esta tasa es casi el doble del promedio de deserción escolar en general en Toronto. Se ha informado ampliamente acerca del problema  en los últimos años y es alentador ver que surgen algunos programas educativos y culturales para  combatirlo.

¿Por qué tienen los jóvenes hispano-canadienses una tasa tan baja de retención escolar? A pesar de que este grupo de jóvenes tenga un alto grado de conciencia sobre el valor de una buena educación y sólidos conocimientos del idioma inglés, puede ser que el sistema escolar y los fondos para la asistencia específica los estén defraudando. Según el profesor Ruben Gaztambide-Fernandez del Centro de Enseñanza Urbana del OISE (Instituto de Estudios en Educación de Ontario), hay tres problemas principales. El primero se remonta a la reducción de costos en los años 90, que sigue afectando los recursos para la enseñanza del inglés como segundo idioma (ESL), que tiene como consecuencia la colocación de estudiantes en clases que son demasiado difíciles para ellos, o incluso la colocación de estudiantes avanzados en clases para principiantes porque no hay fondos para la enseñanza en los niveles superiores. Otra área de preocupación es el prejuicio que algunos estudiantes hispanos afirman haber experimentado por parte de los profesores y compañeros de clase y su percepción de una falta de enseñanza de la historia y la cultura hispanas en el plan de estudios. Estos estudiantes necesitan sentir que su cultura también se valora y si ésta se incluyera en la enseñanza y se les animara a compartir sus experiencias, se sentirían más parte de la comunidad escolar. El tercer factor causante más importante parece ser que muchos de estos estudiantes tienen empleos después de la escuela para ayudar a mantener a sus familias, de modo que el desempeño académico sufre a causa de la necesidad económica.

Un grupo que está haciendo mucho por bajar la tasa de deserción escolar es el Toronto Catholic District School Board (TCDSB), que colaboró con Pueblito Canada y el Consejo de Desarrollo Hispano (CDH) para implementar un proyecto piloto denominado Our Voices in School – Articulating the Needs of Latino-Hispanic Youth in the Classroom, el cual, inicialmente, opera durante un año. Su objetivo es producir un conjunto de herramientas de alta calidad a través de consultas con los profesores con el fin de ayudarlos a crear clases variadas e inclusivas que involucren a los estudiantes hispanos.

Incluida en el programa, hay una serie de talleres donde los jóvenes hispanos elaboran historias digitales para expresar los problemas que encuentran en la escuela. El fomento a las voces y experiencias de los estudiantes es la idea que guía el proyecto Our Voices. Una muestra de las obras y películas de los estudiantes fue presentada en el Festival de Cine de Regent Park en noviembre del año pasado y se seguirán mostrando en el 2013 durante el mes de la Herencia Hispana de Canadá en abril, y en mayo durante la Semana de la Educación Católica.

El Teatro Alameda es una de las principales compañías de teatro latinoamericano y ha extendido su apoyo a la juventud hispana con un programa denominado Nueva Voz: A Latino Youth Theatre Initiative. Es un programa extracurricular gratuito que pretende hacer una gran diferencia para los jóvenes vulnerables, quienes, según los organizadores, son los líderes del mañana y que necesitan herramientas y motivación para lograr el éxito. Se centra en temas que se relacionan específicamente con los jóvenes nacidos en Canadá e inmigrantes hispanos de 14 a 19 años de edad. La compañía está muy entusiasmada por la creación de un espacio en donde se les pueda dotar de ánimo y autonomía a los jóvenes. Con Nueva Voz se espera que, al exponerlos al teatro y a las artes, se sientan inspirados para elegir una carrera en las artes o simplemente para utilizar las habilidades que aprendan en su vida personal y profesional. A través del programa, los participantes han compartido experiencias y anécdotas con nuevos amigos y han creado una pieza única de teatro que hace eco de sus propias vidas.

Como se mencionó anteriormente, uno de los factores que contribuyen a las altas tasas de deserción escolar es la falta de conciencia cultural, no solo entre los compañeros de clase, sino también entre los profesores. Hay un proyecto, que requiere viajar, que podría comenzar a abordar este problema a largo plazo: la Canadian Education Exchange Foundation (CEEF) organiza intercambios para maestros y administradores de escuelas secundarias no solo con América Latina, sino también en España y en muchos otros países de Europa y el mundo. Dichos intercambios pretenden fomentar una perspectiva global y el respeto a la diversidad entre los docentes, así como fortalecer su conciencia, no solo de otras culturas, sino también de otras lenguas. Los participantes reciben, naturalmente, un salario, pero ellos mismos tienen que cubrir los viáticos y los diversos costos asociados con el viaje, incluyendo recorridos en tren y vuelos, así como cualquier alquiler de vehículos por motivos vacacionales o de negocios durante su estancia. La CEEF puede ofrecer asesoramiento a los maestros sobre dichos arreglos, pero en última instancia, son los profesores quienes tendrían la responsabilidad de organizarlos. Los maestros no solo harán una fuerte conexión cultural al trabajar en escuelas internacionales, sino también al viajar por el país donde elijan trabajar.

Es muy alentador ver que se está haciendo algo para combatir el persistente problema de la deserción escolar entre los estudiantes hispanos. Se espera que esta variedad de iniciativas bilingües, culturales y educativas tengan un efecto positivo en la motivación de los estudiantes hispanos de modo que puedan continuar su vida escolar en un ambiente más positivo e inspirador.

Evelyn Lancet es una escritora independiente especializada en arte y fotografía.

Traducido por Karin Otterbach

2 thoughts on “Cómo inspira la cultura a los jóvenes hispanos a que permanezcan en la escuela

  1. Me parece sumamente interesante éste artículo, pues dentro de las mismas familias hispanoparlantes se produce una desintegración y ésto definitivamente repercute en el nivel escolar, además de lo expuesto en el presente artículo.

  2. A mí lo que me preocupa es la falta de enseñanza formal del idioma español entre las comunidades hispanas en Canadá, cuyo resultado es una especie de desconexión entre la cultura oficial y la cultura de sus familias, un sentimiento de “ni de aquí, ni de alla”. Está muy bien contar con escuelas de “French immersion”, pero ¿qué tal una escuela de “inmersión española”?

Deja un comentario

No se publicará su dirección de correo electrónico. Campos requeridos están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>