Educación bilingüe para niños hispanos en Toronto

Martin Boyd

Canadá es a menudo aclamado como el primer país en el mundo en adoptar el “multiculturalismo” como un imperativo político. Ya desde la década de los 70, el concepto de una nación multicultural era medular para la visión de Pierre Trudeau de la “Sociedad Justa”. Sin embargo, los logros concretos del gobierno de Trudeau para fomentar el multiculturalismo se limitaron a la protección de los derechos de la minoría francoparlante de Canadá y, treinta años después, Canadá aún parece estar luchando por expandir su identidad nacional más allá del límite del bilingüismo inglés-francés para convertirse realmente en multicultural. El ejemplo más obvio de la visión miope de Canadá en cuanto al multiculturalismo yace en la tendencia canadiense de equiparar la “educación bilingüe” con la enseñanza del inglés y el francés, como si estos dos idiomas fueran los únicos que existen en el mundo. Ciertamente, mientras que la Carta Canadiense de los Derechos y las Libertades incluye dos cláusulas bajo el engañoso título “Derechos a la educación en idiomas minoritarios”, dichas cláusulas hablan en sí únicamente de los derechos de recibir una educación en las dos lenguas oficiales de Canadá sin otorgarles ningún derecho a los millones de personas que hablan cantonés, mandarín, italiano, polaco, coreano, ucraniano, hindi, portugués o español, y que han hecho de Canadá su hogar, ni tampoco a los hablantes de los idiomas indígenas de Canadá.

El resultado de esta falta de apoyo oficial de idiomas minoritarios en Canadá no ha dejado otra opción a las comunidades que los hablan, que llenar el vacío y establecer sus propias iniciativas e instituciones para proporcionar educación en sus propios idiomas. La responsabilidad de tales iniciativas recae, por lo general, en un puñado de motivados individuos apasionados que reconocen el valor de preservar la lengua y la cultura de sus comunidades, y están dispuestos a dedicarse a la enorme tarea de establecer una institución educativa. Una de estas personas es Susana Jiménez, fundadora de la Hispano Canadian Intercultural School (HCIS), la primera escuela primaria en Toronto en ofrecer la enseñanza del inglés y el español. “Es muy importante para nosotros conservar nuestras raíces, y una parte esencial de ello es el idioma”, explica cuando se le pregunta cuáles son las razones que la llevaron a fundar la escuela. “Necesitamos fomentar el orgullo de ser capaces de hablar español y de hacerlo correctamente, así como de pertenecer a una de las muchas culturas maravillosas del mundo hispanoparlante”.

La HCIS fue fundada en mayo del año pasado y ahora cuenta con alrededor de 20 estudiantes. La escuela aspira a proporcionar una educación primaria (del 1° al 8° grado) en inglés y español a estudiantes, con una combinación única de programas para ayudarlos a desarrollar sus habilidades en ambos idiomas. El programa de la escuela está diseñado para incluir tanto a los hispanoparlantes nativos, como a los que no lo son, y ofrece asimismo clases de español a niños y adultos que se encuentran fuera de la comunidad hispana que tengan interés en aprender este idioma.

Susana cuenta con más de 20 años de experiencia en educación, habiendo trabajado como maestra en algunas de las escuelas más prestigiosas de la Ciudad de México, tales como el Colegio Simón Bolívar (una escuela de “La Salle”) y el Instituto Cultural. También diseñó el programa de español como segunda lengua para los estudiantes alemanes del Colegio Alemán “Alexander von Humboldt”. Al llegar a Canadá, los empleadores canadienses se negaron a reconocer su amplia experiencia y aptitudes debido a su falta de “experiencia canadiense”; una historia que se repite, y que es tristemente familiar para muchos de los profesionales que migran a Canadá, para luego encontrarse con que su país adoptivo -pese a que el gobierno habla de dientes para afuera acerca de la importancia de la inmigración- sufre de un provincialismo severo cuando se trata de integrar a los profesionales extranjeros a su fuerza laboral.

La idea de fundar una escuela hecha a la medida de las necesidades de los hispano-canadienses, surgió de las experiencias de Susana con el sistema educativo de Toronto, en particular las dificultades que sus propios hijos enfrentaron en las escuelas a las que asistieron aquí. Era evidente que muchos maestros simplemente no estaban preparados de forma adecuada para responder a las necesidades específicas de los estudiantes cuyo primer idioma no es el inglés.

Este hecho no es sorprendente si se considera que el Ontario College of Teachers (la asociación del profesorado de Ontario), a diferencia de muchas autoridades equivalentes en otras partes del mundo angloparlante, ni siquiera reconoce la enseñanza del inglés como segunda lengua como una disciplina distinta de la enseñanza del inglés para hablantes nativos. El que la entidad regulatoria del profesores de las escuelas públicas en la provincia más multicultural de Canadá no haga distinciones entre la enseñanza del inglés a hablantes nativos y a los no nativos, nos señala la falta de comprensión de las necesidades específicas de los estudiantes inmigrantes. Asimismo, la ausencia general de idiomas comunitarios aparte del inglés y el francés en el plan de estudios de las escuelas públicas de Ontario, ha conducido a que muchas comunidades de inmigrantes establezcan sus propias instituciones privadas para proporcionar a sus hijos una educación integral que incluya la instrucción tanto del inglés como de sus lenguas maternas.

Cuando Susana decidió establecer una institución de este tipo para la comunidad hispanoparlante de Toronto, inició un exhaustivo proyecto de investigación para determinar la mejor manera de hacerlo realidad. La ubicación de la escuela -en el 483 de Lawrence Street West, cerca de las intersecciones de Lawrence y Bathurst- fue elegida por su ubicación céntrica entre varios barrios con grandes proporciones de residentes hispanos. La filosofía de la escuela, centrada en los alumnos -que provee atención individualizada en un ambiente en donde los estudiantes son animados a “participar activamente en su propio aprendizaje”- aborda algunas de las principales razones por las que los padres en Ontario se están inclinando, de manera creciente, por las escuelas privadas para educar a sus hijos, según el informe titulado “Las escuelas privadas de Ontario: quién las escoge y por qué”, publicado por el Fraser Institute en 2007. Este informe también identifica la dedicación de los maestros como uno de los principales motivos por el que los padres escogen una escuela privada, y es una de las cuestiones de particular importancia para Susana. “El factor humano es lo que realmente va a hacer de cualquier sistema [educativo] una herramienta excelente o un desastre. Un maestro puede destruir a un niño o educarlo al punto de convertirlo en una persona exitosa para el resto de su vida. Cada niño debe recibir atención individual…, pero desafortunadamente hay demasiados profesores que se enfocan en dar clases en general, ya que atender las necesidades individuales implica más trabajo y simplemente no están dispuestos a hacerlo”.

No cabe duda de que Susana está dispuesta a hacer el trabajo. A pesar de la completa ausencia de apoyo oficial, su incansable dedicación al proyecto de establecer la primera escuela primaria bicultural, la ha convertido en una realidad. Sus esfuerzos por obtener apoyo del gobierno para esta importante iniciativa para la comunidad lingüística de más rápido crecimiento en Canadá han sido infructuosos, debido a que no hay ningún programa gubernamental que apoye a las escuelas bilingües en Canadá; a menos, claro está, que por bilingüe se entienda: inglés y francés. El apoyo para las escuelas viene de las mismas comunidades hispanas, y pese a que la respuesta de la comunidad ha sido extremadamente alentadora, aún existen obstáculos por vencer. “El mayor reto ha sido demostrar el verdadero valor que tiene enviar a niños a esta escuela en particular, en lugar de inscribirlos en el sistema público o el católico”. La misión de la escuela es lograr los mismos objetivos del Ministerio de Educación de Ontario que se aplican a las escuelas públicas y católicas, pero con el beneficio adicional de proporcionar a los estudiantes la oportunidad de “leer, escribir y hablar en español, y de ganar una comprensión más profunda de las diversas culturas hispanas y su historia”. Además, el reducido tamaño de la escuela ofrece un ambiente acogedor en el cual los niños pueden recibir la atención individual y el apoyo que tan a menudo falta en instituciones más grandes.

El apoyo para HCIS está creciendo, y no sólo dentro de la comunidad hispana. Las familias no hispanas también han expresado un interés en la escuela, en vista de la creciente importancia del idioma español en el comercio internacional del continente americano, conduciéndolas a considerar la posibilidad de una educación bilingüe -en inglés y español- para sus hijos. La escuela representa una iniciativa extremadamente importante para la comunidad hispana en Toronto, y un importante paso hacia la realización del sueño de Pierre Trudeau de una “Sociedad Justa” en Canadá, es decir, una sociedad en la que a todos los canadienses les sea otorgado el derecho de preservar y celebrar sus lenguas y cultura.

Traducido por Karin Otterbach

Para mayores informes sobre la Hispano Canadian Intercultural School, visite www.hcischool.com o contacte a Susana Jiménez en el (416) 256 9777 o en [email protected]

16 comentarios en “Educación bilingüe para niños hispanos en Toronto

  1. Buenas tardes , en el próximo mes viajaremos mi esposo y yo con nuestras dos hijas una de 12 años y la otra de 7 y me interesa saber de un lugar para que ellas estudien, tenemos visa de turismo y no se si en eso afecte la matricula de ellas. la idea es que ellas lleguen y no pierdan tiempo pues nuestro deseo de poder estar el máximo tiempo permitido estudiando.

    Le agradezco su tiempo

    Enith

  2. Hola Enith,
    Gracias por tu interés en HCI. Lamentablemente la escuela se obligada a cerrarse en 2011 debido a una falta de apoyo del gobierno local. A mi entender si vienen con visas de turismo sus hijas no van a poder matricularse en una escuela aquí, aunque hay algunos centros de idiomas en Toronto donde podrían inscribirse en cursos de inglés de corto plazo. Puedes consultar algunas posibilidades en el siguente enlace: http://www.languageinternational.es/cursos-ingles-toronto-45.

    ¡Saludos y muy buen viaje!
    Martin Boyd, Diálogos Intercultural Services

  3. Hola saludos!!
    Soy una joven madre y estoy en la Universidad(Universidad Regiomontana) haré una doble titulación en canada y mi hija tiene 6 años, cuando lei sobre esta escuela me emociono al saber que hay escuelas para hispanos. si ya no tiene el apoyo, sabe de una escuela hispana para que no pierda tiempo? O sabe si solo son unos meses de estudio el idioma ingles y despues entra normal a su grado que deberia de cursar?
    Gracias!!!

  4. ¡Hola, Elena! Aunque existen algunas escuelas en Toronto que ofrecen clases en español, lamentablemente desde la clausura de la HCIS no hay ninguna escuela primaria en la ciudad que podría llamarse verdaderamente bilingüe. Al inscribirse en una escuela primaria aquí, normalmente los niños extranjeros reciben una evaluación para determinar el nivel de instrucción en inglés que necesitan. Para el sistema público dicha evaluación se realiza en uno de los “Newcomer Reception Centres” del Consejo de Educación de Toronto. Para obtener más información acerca de estos centros, visita http://www.tdsb.on.ca/_site/ViewItem.asp?pageid=789.

  5. Hola! Tendrás alguna forma de contactarme con Susana Jiménez para una asesoría? Muchas gracias

  6. ¡Hola! En la primavera acabamos de iniciar una escuela de Español para niños hijos de Hispanohablantes en Illinois USA y seguimos planeando la temporada de otoño para continuar con este proyecto. No somos maestras, somos madres de familia, lideres de la comunidad que nos preocupamos por la educación y el futuro de nuestros hijos. Algunas universidades locales podrían ayudarles como un programa de investigación o pedir “grants” a empresas privadas. No se detengan, si los padres se unen puedrían lograrlo.

  7. Hola Gloria! Que maravilloso proyecto. Yo soy educadora y en enero del próximo año iré a Toronto por un año a estudiar el ingles. Me gustaría estar en contacto con ustedes a ver si les luedo hacer llegar mi información y de alguna manera poder laboral con ustedes. Les dejo mi correo: [email protected]

  8. Hola Gloria! Que maravilloso proyecto. Yo soy educadora y en enero del próximo año iré a Toronto por 12 mese a estudiar el ingles. Me gustaría estar en contacto con ustedes a ver si les puedo hacer llegar mi información y de alguna manera poder laboral con ustedes. Les dejo mi correo: [email protected]

  9. Ola lamentablemente lei q la escuela cerro pero no c si tendrian informes d una escuela para hispanos pero en el nivel preparatoria y esto es debido a q mi familia c mudara a canada y estamos buscando escuelas espero su respuesta

  10. Soy dominicana mi esposo es canadiense este año vamos a vivir a Canadá y tengo dos niñas de 8 años que solo hablan y escriben español vamos a vivir en toronto que escuela me recomiendan

  11. Buenas noches,
    Me encuentro en Mexico y una persona se supone me esta haciendo tramite para ir a canada con permiso de trabajo, tengo una hija de 10 años y me solicitó dinero para inscribirla en esta escuela lo cual ya pague, pero ahora veo tristemente q parece ser un fraude y que estan lucrando con varias personas

  12. Hola: en 2 semanas ire a Toronto con mi hijita de 9 años.
    Mientras arreglo mi visa, llegare solo como turista pero pretendo quedarme a vivir. Soy enfermera del area pediatrica con postitulos, etc.
    Me ire a Halifax, ciudad mas “amigable” creo, para un niño que Toronto. Me rwcomiendas alguna escuela alla? Alguna con piscina oara ntacion que le encanta a mi hija??

  13. Hola Claudia, ya que radicamos en Toronto no tenemos mucha información aquí sobre las escuelas en Halifax, pero tal vez podrías comunicarte con Latispánica Cultural Association, entidad cultural hispana en dicha ciudad: http://www.latispanica.org/index.html

  14. Hola: en 2 meses ire a Toronto con mi hijo de 8 años.
    Mientras arreglo mi visa, llegare solo como turista pero pretendo quedarme a vivir.
    Tendras la opcion para que ingrese a la escuela en Toronto, y que papeleria ocuparia pra su ingreso, mas informacion sobre su ingreos, gracias

  15. Hola buenas tarde soy de Argentina y muy pronto viajaremos en familia por trabajo vamos a estar por dos años quisiera saber si hay escuela con vocabulario español tengo un hijo de 10año que le falta 1 año para terminar la primaria y otro hijo de 17 año que le falta un año para terminar el secundario esta en una técnica viajamos a Toronto .gravias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *